"El Trastorno Ciclotímico"

Ana María Reynoso Añorga
"El Trastorno Ciclotímico"

Ana María Reynoso Añorga

Psicoterapeuta

"El Trastorno Ciclotímico"

HOLA AMIGAS Y AMIGOS:

Es un placer estar con ustedes cada semana a través de esta columna "Frente al Espejo"

El tema de hoy es: "El Trastorno Ciclotímico"

La ciclotimia es un trastorno bifásico, ya que se caracteriza por oscilaciones entre una fase de hipomanía y una fase de depresión, siendo el estado de ánimo normal o en equilibrio, algo poco frecuente.

Cuando la persona está en el estado de hipomanía suele volverse más productiva y creativa, sin embargo en este estado la persona suele ser bastante desorganizada e ineficaz.

La persona ciclotímica suele ser vista como inestable e imprevisible.

La duración de este trastorno bifásico para poder establecer el diagnóstico debe de ser de al menos dos años y en ese periodo de tiempo los síntomas hipomaníacos y depresivos no cumplen los criterios de un episodio depresivo mayor (depresión mayor o manía).

Dada la dificultad para regular las emociones, no es raro que la persona acabe recurriendo al consumo de alcohol o drogas, al juego patológico o al aislamiento social como formas desadaptativas de regulación emocional.

Los síntomas del trastorno ciclotímico son muy oscilantes entre ambos polos, (hipertimia e hipotimia), pero no llegan a tener tanta intensidad como en la hipomanía en el episodio depresivo.

Son característicos los siguientes síntomas:

*Depresión, *Hipomanía (elevación del estado de ánimo) *Aumento del deseo de dormir o reducción de la necesidad de dormir. *Aislamiento social o búsqueda social desinhibida.*Hablar poco o hablar en exceso (verborrea).*Llanto inexplicable que se alterna con bromas excesivas.*Poca actividad o aumento de la actividad que puede llegar a la agitación.*Malestar físico o sensación de plenitud.*Sentidos alterados o percepciones agudas.*Confusión mental que se alterna con pensamiento creativo.*Baja autoestima o confianza excesiva.*Pesimismo alternando con optimismo que puede conducir incluso a despreocupación.

En la ciclotimia interviene el componente genético ya que se estima que un 30% de los pacientes con este trastorno tiene historia familiar de trastorno bipolar tipo I.

Por un lado la persona tendría una predisposición genética que la convierte en vulnerable para desarrollar la ciclotimia si se expone a ciertos factores como el estrés, el consumo de sustancias psicoactivas (drogas), o bien si experimenta una alteración en los ritmos del estilo de vida como puede ser el ritmo sueño-vigilia, también se ha visto como posible desencadenante algún acontecimiento traumático, como el abuso sexual en la infancia y en la adolescencia.

La alteración en la capacidad de regulación emocional puede ser una de las causas, para ello se estima que los circuitos cerebrales que conectan el córtex pre frontal con la amígdala y el sistema límbico estarían alterados.

En cuanto a factores de riesgo se suele señalar la edad, dado que la ciclotimia suele iniciarse en la adolescencia o al comienzo de la edad adulta, la forma de presentación suele ser progresiva y el curso del trastorno crónico, existiendo riesgo de que la persona termine por presentar un Trastorno Bipolar (tipo I o tipo II)

En cuanto al género, la afectación se da por igual en hombres y en mujeres. Las complicaciones de la ciclotimia suelen originarse cuando esta no se trata, y entre dichas complicaciones suelen señalarse:

*Mayor riesgo de desarrollar Trastorno Límite de la Personalidad. *Evolución hacia trastornos afectivos mayores (trastorno depresivo mayor, trastorno bipolar) *Mayor predisposición al consumo de drogas.*Presencia de trastornos de ansiedad de forma asociada a la ciclotimia.*Pensamientos o tentativas de suicidio. 

El tratamiento de la ciclotimia contempla tanto un tratamiento farmacológico como un tratamiento psicológico. Si se precisa tratamiento con antidepresivos se hace necesaria la realización de control y seguimiento frecuente dado el riesgo que muestran estos pacientes a experimentar episodios de manía-hipomanía cuando son tratados mediante fármacos antidepresivos. Por lo que respecta al tratamiento psicológico, añadir psicoterapias específicas incrementa la estabilidad anímica. Es fundamental trabajar la conciencia de enfermedad, es decir la capacidad de insight, así como ayudar a los pacientes a desarrollar estrategias que favorezcan la gestión de los cambios de humor.

Se suele considerar la ciclotimia como una forma menor de trastorno bipolar, en ambos casos se dan fases de polo maníaco y de polo depresivo, sin embargo en el caso de la ciclotimia la intensidad de las fases es menor que lo que ocurre en el trastorno bipolar.

Es importante buscar ayuda profesional de un médico psiquiatra, así como de un psicoterapeuta.

"La bipolaridad es una gran maestra. Es un reto que te prepara para enfrentarte a casi cualquier cosa en tu vida"

Carrie Fisher



NOTAS RELACIONADAS

Por: Ana María Reynoso Añorga / Noviembre 22, 2021
Por: Ana María Reynoso Añorga / Noviembre 22, 2021
Por: Dra. Nancy Álvarez / Noviembre 22, 2021