Cuestionan empresarios política "regresiva" en materia energética

Están en riesgo inversiones por el orden de 2 mil 300 mdd en BC
Cuestionan empresarios política regresiva en materia energética

ENSENADA.- La política energética que ha venido implementando el Gobierno Federal en lo que va de la actual administración, puede significar más de una década de retroceso en el desarrollo económico de Baja California, considera el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada (CCEE) Carlos Ibarra Aguiar. 

Luego que la Secretaría de Energía (SENER) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) su política de “Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional” el dirigente de la cúpula empresarial ensenadense advirtió que con ello se podrían afectar inversiones millonarias directas en la entidad previstas para iniciar este mismo año. 

Limitar, restringir, prohibir y detener la expedición de nuevos permisos para nuevas plantas eólicas y solares, no ayudan en nada al país, menos si se regresa a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) el monopolio del transporte y distribución, bajo el argumento de ser un sector estratégico para la seguridad nacional, que ya no es aplicable en una economía globalizada.

Empresas como la compañía Infraestructura Energética Nova (IEnova) invertiría más de 2 mil 300 millones de dólares (mdd) en los próximos cinco años en proyectos eólicos y parques solares para la generación de energías limpias que ahora podrían estar en riesgo, manifestó Ibarra Aguilar. 

Después de muchos años de atraso en infraestructura, desarrollo social y económico, había esperanzas de que, con la conformación de un clúster de energías renovables, el estado pudiera no solamente contribuir con los compromisos internacionales de México a incrementar la generación de energías limpias, sino salir del estancamiento en que se encuentra, subrayó. 

Señaló que el acuerdo de la SENER que será operado por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), genera ventajas a la CFE, privilegia la generación de energías contaminantes a partir de hidrocarburos e impacta negativamente la inversión privada en proyectos de energías limpias.

Para efectos prácticos, se regresa el monopolio a la CFE, se obstaculiza la competencia de la inversión privada, se detienen los proyectos industriales asociados a la disponibilidad de energía limpia y más barata, además se corta de tajo la creación de empleos. 

Ibarra Aguiar condenó la política regresiva del Gobierno Federal, cuando el país pasa por un mal momento generado por la pandemia del Coronavirus, con las graves consecuencias sanitarias, económicas y sociales que demandan un pronto restablecimiento de las actividades productivas.



MÁS SOBRE Estatal