Generan ejidatarios problemas sociales complicados de resolver

Con venta de lotes en ejidos
Generan ejidatarios problemas sociales complicados de resolver

ENSENADA.- La venta irregular en parcelas y tierras ejidales en los últimos 15 años se ha acelerado alrededor de la ciudad de Ensenada y en San Quintín; de manera fraudulenta, ejidatarios o titulares de parcelas, las han fraccionado y vendido en lotes, generando con ello, problemas sociales complicados de resolver.

El subdirector regional de la Dirección General de Conflictos Agrarios y Ordenamiento Territorial (DG-CAOT), Reynaldo Magaña Magaña, indicó que desde principios de este año inició el programa de regularización de zonas urbanas ejidales.

Indicó que en la entidad son 239, en respuesta a la problemática social que se ha generado por la falta de atención a este tema específico por parte de los gobiernos anteriores.

Magaña Magaña, con la participación del delegado de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Joaquín Bolio Pérez, ha celebrado reuniones con avecindados y funcionarios involucrados en temas concretos, relativos a la regularización de colonias y asentamientos humanos de la zona rural.

En estos recorridos y en las reuniones de análisis, planeación y ejecución, se ha detectado que muchos ejidatarios, sin las autorizaciones correspondientes, convirtieron irregularmente en fraccionamientos sus parcelas, violando múltiples disposiciones legales, agrarias, civiles, administrativas y penales.

El funcionario estatal refirió que la Ley Agraria dispone expresamente la prohibición de dividir parcelas, haciendo diversas consideraciones al respecto, pero en esencia indicando que la parcela es la unidad mínima de fragmentación, esto es, que la parcela ejidal no admite división, porque esta ya se dio al realizarse el cambio de destino de tierras de uso común (propiedad del colectivo; todo el ejido en su conjunto) a parcelado, habiéndose asignado a cada ejidatario la o las parcelas que la asamblea haya dispuesto le corresponden.

En ese preciso acto legal, se hizo la división de la tierra en parcelas, por tanto, ya no admite división, mucho menos en lotes o solares, lo cual, en tal caso, en esa asamblea también podrían haberse asignado lotes, tomados de la porción de tierra de uso común, para convertirla en lotes y no en parcelas; por tanto, cualquiera que sea el caso, está prohibido fraccionar parcelas para convertirlas en lotes, abundó el subdirector regional de la DGCAOT.

De igual manera, citó que el Código Penal Federal y el correlativo en todas las entidades del país, señala que “comete el delito de fraude el que por sí o por interpósita persona, cause perjuicio público o privado al fraccionar y transferir o prometer transferir la propiedad, la posesión o cualquier otro derecho sobre un terreno urbano o rústico, propio o ajeno, con o sin construcciones, sin el previo permiso de las autoridades administrativas competentes, o cuando existiendo éste no se hayan satisfecho los requisitos en él señalados. Este delito se sancionará aún en el caso de falta de pago total o parcial. Para los efectos penales se entiende por fraccionar la división de terrenos en lotes”.

Por lo anterior, quienes sí han obtenido el dominio pleno de su parcela, generalmente han convenido con INDIVI o INSUS para que sean estas dependencias las que emitan los correspondientes títulos de propiedad.

Señaló que el Gobierno del Estado tiene la intención de apoyar a las familias que de buena fe compraron lotes; sin embargo, se requiere la participación activa y coadyuvante de los titulares parcelarios que vendieron esos lotes, para buscar una salida positiva para los residentes.

En caso de que los vendedores asuman una actitud negativa o no quieran involucrarse y coadyuvar en el proceso de regularización, serán sancionados por las vías correspondientes; esto es, administrativamente y por la vía penal también, lo urgente es entregarles títulos a las familias compradoras de buena fe”, concluyó Magaña Magaña.



MÁS SOBRE Estatal