A las senadoras y senadores de México

Posicionamiento de Distribuidores Independientes de Películas
A las senadoras y senadores de México
Por: EL MEXICANO | 03/25/2021

Ciudad de México. - La distribución independiente de películas es un eslabón fundamental dentro de la industria cinematográfica nacional.  Como empresas que participamos en este sector de la cadena productiva, queremos manifestar nuestra preocupación ante la Iniciativa de Ley Federal de Cinematografía y el Audiovisual, presentada por el Senador Ricardo Monreal y que se encuentra en discusión en comisiones del Senado, pues privilegia solamente a la llamada producción nacional independiente por encima de los otros participantes de la industria.  De aprobarse dicha iniciativa, corremos el riesgo de no seguir contando con los espacios de exhibición que tienen nuestras películas actualmente, al ser desplazadas por la cuota de películas mexicanas que se propone.  Lo anterior no solamente nos afectaría directamente, sino que generaría una afectación a la población en general pues dejarían de exhibirse en México películas de varias nacionalidades y que son del gusto del público mexicano.

Las que suscribimos, somos empresas mexicanas con muchos años de operar dentro de la industria. Nuestro propósito como distribuidores es adquirir los derechos de películas para su explotación comercial en México a través de distintas "ventanas", dentro de las cuales la correspondiente a la exhibición en salas de cine suele ser la primera gran plataforma de explotación.  Nuestros recursos financieros, por lo tanto, se destinan tanto a la adquisición de películas como a la creación de campañas publicitarias que permiten visibilizar dichas películas con miras a su estreno comercial.  Dichos recursos generan no solo los empleos de nuestro personal directo, sino miles de empleos indirectos de empresas cuyos servicios contratamos para esos fines, desde empresas de publicidad, materiales publicitarios, laboratorios, empresas de medios, de logística, de relaciones públicas, etcétera. En otras palabras, existe una gran derrama económica generada por el sector de la distribución independiente, que la Iniciativa pone injustificadamente en peligro. En 2019, el último año de referencia, podríamos estimar nuestras inversiones en mil millones de pesos. Todos estos recursos se generan de las inversiones que hacen nuestras empresas arriesgando nuestro capital privado, sin apoyo del Estado.

En los últimos 10 años, las empresas aquí representadas, hemos traído a México un total de 1,168 películas (un promedio de 117 por año) de más de 50 nacionalidades. Entre las películas que hemos distribuido se encuentran la mayoría de las películas ganadoras en festivales, como El secreto de sus ojos (Argentina), Un asunto de familia (Japón), Una separación (Irán), Melancolía (Dinamarca), Guerra fría (Polonia), La mujer que cantaba (Canadá), Amigos (Francia), La reina infiel (Dinamarca), La bicicleta verde (Arabia Saudita), Amor a la carta (India), Fuerza mayor (Suecia), Mustang belleza salvaje (Francia-Turquía), Un hombre gruñón (Suecia), Graduación (Rumania), Una mujer fantástica (Chile) y Sin amor (Rusia), por nombrar algunas. Asimismo, entre nuestras películas se encuentran un número importante de ganadoras de premios Óscar en diferentes categorías, otorgados por la Academia de Ciencias y Artes de Hollywood, tales como: 12 Años de esclavitud, Luz de luna, Green Book: Una amistad sin fronteras, El lobo de Wall Street, La La Land: Una historia de amor, Hasta el último hombre, El código enigma, Los juegos del destino, El vicepresidente, Zona de miedo, El peleador, El árbol de la vida, Silencio, Un camino a casa, y muchas más.

La aportación que hacemos a la cultura y entretenimiento de millones de familias mexicanas es patente a través de la larga lista de películas que cada año distribuimos en el mercado mexicano. Nuestra misión, como la de cualquier empresa, es generar los mejores resultados posibles para cada una de nuestras películas.  Afortunadamente a lo largo de los últimos 10 años la infraestructura de exhibición cinematográfica ha crecido de manera sustancial; lo cual ha derivado en una mayor asistencia a las salas de cine, pasando de 189 millones en 2010 a 352 millones en 2019.  Los asistentes a películas de las empresas aquí representadas pasaron de 25 millones en 2010 a 34 millones en 2019, con un máximo de 39 millones en 2016. Durante estos 10 años, nuestra participación dentro de la asistencia total se ha mantenido relativamente estable en un 12% del total, y nuestras películas han representado el 30% de la oferta total del mercado.

Adicionalmente, como parte del portafolio de estrenos que distribuimos cada año en el país, se encuentran muchas películas mexicanas.  En estos 10 años nuestras empresas han distribuido 118 películas mexicanas; es decir, un promedio de 12 películas por año.  Entre las películas que hemos distribuido en estos años (y en algunos casos, también producido) se encuentran Qué culpa tiene el niño, Hasta que la boda nos separe, Colosio el asesinato, No sé si cortarme las venas o dejármelas largas, Aquí entre nos, Ana y Bruno, Polvo, La camarista, Sueño en otro Idioma, Los insólitos peces gato, y muchas otras.

En este sentido, no entendemos cómo es que, siendo empresas mexicanas, se pretende afectarnos bajo el argumento de que la iniciativa busca apoyar a la industria nacional. Lo que percibimos con preocupación, es que la iniciativa busca favorecer a un pequeño número de productores nacionales que califica como independientes, tanto con cuotas de exhibición como con apoyo económico, a costa del resto de la industria y en especial de los distribuidores independientes pues somos el eslabón más debil de la cadena.

Como operadores dentro de un mercado que funciona de manera eficiente, regido por la preferencia del cliente en cuanto a la película que desea ver, nos preocupa que la Iniciativa presentada incorpora medidas que distorsionan el mercado al imponer cuotas para películas, y establecer limitantes a la oferta de funciones y salas.  Creemos que obligar a los cines, de manera artificial, a destinar un cierto porcentaje de sus salas para ciertas películas no significa que el público las vaya a consumir, únicamente significa que se estarían desplazando otras películas que se programarían en esas salas de manera natural buscando atender las preferencias del público.

La oferta de películas en México a través de la distribución independiente ha podido crecer a lo largo de los años y enriquecer de esta manera al mercado de exhibición de películas y en consecuencia al espectador final.  La industria cinematográfica en México, en particular en sus eslabones de exhibición y distribución, ya presentan retos enormes hacia el futuro como la competencia de plataformas digitales, la piratería, y los cambios en hábitos de consumo.  Más aún, la pandemia que estamos viviendo ha afectado de manera considerable a estos dos eslabones de la industria y existe una gran incertidumbre sobre el regreso masivo del público a las salas de cine.  Dicho todo lo anterior, creemos que la Iniciativa presentada contribuiría a dañar a la exhibición y distribución independiente ocasionando un daño irreversible en el peor momento posible, violando además nuestros derechos a la libre industria y los derechos del público en general al acceso a la cultura y al esparcimiento.



MÁS SOBRE Nacional