17.000 Científicos opinan sobre el virus chino

                                Todo ello me confirma, lo que sinteticé al principio de la epidemia y he mantenido hasta el día de hoy, o sea, “Que el remedio era peor que la enfermedad”.

                                Y es así por cuanto se va demostrando (y lo peor está aún por llegar) que “la marcha del virus”, no la saben controlar y ya ha transcurrido casi un año; lo que demuestra que todo han sido improvisaciones, cuando no “palos de ciego”; y promover miedos y terrores que destruyen aún más de lo que en realidad es la epidemia, que reitero, no es mortífera en extremos, puesto que los contagiados con arreglo a las poblaciones globales de cualquier país (o mundial) no son de cuantías que permitan, mantener y difundir “el terror” que han fomentado los gobiernos, los que entiendo lo han usado como “un arma política”, para atemorizas maniatando a las masas, para así manejarlas mejor, pero la reacción ya está llegando y esperemos a que se manifieste en toda su crudeza.

                                Puesto que al paralizarse a grados muy peligrosos, “la vida económica y social”; ello está creando situaciones que en muchos casos, yo las estimo “al borde del suicidio”; puesto que personas que hasta “ayer mismo”, contaban con unos ingresos buenos, o razonablemente buenos, para vivir sin temores o alarmas peligrosas; muchos de ellos y que solían vivir no sólo “al día”, sino incluso con deudas que no les importaba mantener, por cuanto contaban (“o creían contar”) con ingresos regulares, suficientes para pagarlas a sus vencimientos…?

                                Se han encontrado “de la noche a la mañana”, con una empresa que tiene que cerrar y despedir a su plantilla de empleados, sencillamente por cuanto las órdenes o leyes “a lo loco”, de unos políticos, “que se creen dioses salvavidas o que han descubierto una nueva arma de dominio que se les presenta de improviso y que la usan o emplean sin escuchar a nadie, salvo a su ego”; todo ello ha llevado ya a mucha gente (multitudes y se comenta cada vez más) a que incluso esas personas, antes de la clase media y muy acomodada, hoy no tienen ni para pagar el recibo de la electricidad para su vivienda. Los sistemas de ayuda de alimentos o comidas, cada vez están más asediados y hay colas a las puertas de esos centros, que siguen cumpliendo una misión de ayuda humanitaria, pero que por lógica nadie sabe cuánto ni cómo van a aguantar, si como es de esperar, no les llegan a tiempo los recursos que en continuo aumento necesitan.

                                Sí… “El remedio fue y sigue siendo peor que la enfermedad”; la que por otra parte sigue su curso, y contagia o elimina, “al que le toque”, en esta infernal lotería, en la que unos pocos les sale “la bola negra”; y afortunadamente, la inmensa mayoría o es inmune y con sus defensas naturales les basta, o si se contagian, la inmensa mayoría salen del contagio con las fuerzas suficientes para proseguir su vida, como la llevaban antes del contagio.

                                Lo que a la vista de los resultados y la marcha que lleva la sociedad atemorizada o aterrada y muchos ya con un pánico absurdo por demás… hay que tomar nuevas direcciones, donde la vida pueda seguir lo más normal que sea posible, puesto que de esa normalidad, que la marca la circulación normal del dinero contante y sonante (aunque se pague con tarjeta) que es la fuerza o energía que mueve todo en este planeta. Puesto que cuando falta el dinero, es cuando viene, “la muerte total”.

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)



MÁS SOBRE Editorial

17.000 Científicos opinan sobre el virus chino
El camino del fuego
17.000 Científicos opinan sobre el virus chino
Abuso emocional como violencia contra la mujer