200- 100


200-100 Hay muchas razones más por la que no tenemos nada que festejar:
¿Sirvieron de algo realmente la revolución o la independencia (recordemos que
la historia siempre la cuentan los vencedores).


México depende cada vez más (gracias a sus gobiernos y a los empresarios)
de inversión extranjera y del petróleo para poder subsistir y generar empleos,
casi no tenemos industria nacional que propicie el desarrollo de tecnología
propia, somos un país maquilador, la banca casi esta en poder de extranjeros,
se van muchas divisas por las patentes tecnológicas, etc.


De la revolución tampoco podemos festejar nada, cada vez se concentra la
riqueza en unos cuantos y hay cada vez más pobres, la clase media que la
inicio, progresista y con buenas ideas, cedió el poder a otra clase media, más
radical y con conceptos intelectuales forjados en el extranjero que los fueron
alejando de los postulados de Zapata y Villa, quienes reivindicaban las
necesidades del pueblo.


Estos políticos tomaban, y lo siguen haciendo, los ideales de los caudillos
para su discurso, pero en la práctica sólo se han preocupado por los dueños del
dinero y en repartirse el presupuesto para hacerse de fortuna, por eso me
pregunto ¿Estamos, como lo dice la propaganda gubernamental, orgullosos de ser
mexicanos?


Este falso nacionalismo lo único que hace es justificar los despilfarros,
los abusos y los atracos que hemos sufrido los mexicanos de parte de los
gobernantes y políticos en turno.


¿Seguiremos votando para que las cosas sigan igual? ¿O dejaremos de darle nuestro sufragio a toda esta
bola de ladrones que nos han saqueado desde hace muchos años?



NOTAS RELACIONADAS

Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 21, 2020
Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 14, 2020
Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 07, 2020