Congruencia y divergencia


La congruencia es el hacer lo mismo que se piensa, se cree y se siente. La divergencia es no concordar en algo de ello.


¿Como se puede ser congruente en un mundo tan cambiante y ante la influencia de tanta gente, tantos medios de información, tantos intereses y compromisos?. Lograr ser siempre el objeto de ejemplo en los distintos ámbitos en que nos desenvolvemos. Fácilmente somos víctimas de nuestras propias palabras, estas, nos recuerdan que debemos ser sabios al pronunciarlas, puesto que vuelven y la fuerza que las regresa suele traer un efecto exponencial que las hace aún mas difíciles de asimilar.


Antigüamente, este concepto se recordaba en la creencia religiosa. (tenemos la triple cruz [frente, boca y pecho-corazón] al persignarse en el cristianismo, o el recorrido del pecho, a la boca, a la frente y al prójimo en los musulmanes) que era donde más se manifestaba un principio válido para ser una persona íntegra.


Busquemos ese valor. 



NOTAS RELACIONADAS

Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 14, 2020
Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 07, 2020