Mi ciudad


Esta es mi ciudad, llena de
colonias sin pavimentación, calles y avenidas con baches, con gente que te
grita o toca el claxon molestos por tráfico o por que su carro cayo en un
bache; hace unas semanas mientras daba  raite a una amiga, acompañada por
mi mama,  me introduje  por una calle sin pavimentar , en una de las
tantas colonias populares de la ciudad,  la calle estaba surcada por un
pequeño arroyo, de poca profundidad, que  atravesaba la calle de esquina a
esquina, en forma como de serpiente, para terminar en la orilla de un 
barranco; esta son las calles que todos hemos transitado, así que iba tratando
de sacarle la vuelta a al arrollo y a las piedras que había, los que venían con
migo se quejaban por los brincos que deba el carro, alguien me gritaba que me
fijara donde metía el carro, al llegar a mi destino, la persona que lleve se
disculpaba por las malas condiciones de su calle y culpaba al gobierno, yo
regrese por donde mismo y termino mi día.


Pasaron unas semanas hasta
que me vi en la necesidad de volver a esa misma calle, cuando fui me di cuenta
que seguía sin pavimentar pero, algo importante había cambiado, había un lado
del camino por donde se podía introducir el vehículo sin que hubiera piedras y
los surcos grandes del arrollo habían sido rellenados con tierra,
inmediatamente le pregunte a mi amiga que había pasado y me comento que un
señor recién se había cambiado a esa calle y estaba construyendo un cuarto y la
tierra que le salía de emparejar el terreno la llevaba al arrollo; eran como
las cinco de la tarde cuando lo mire era un hombre de aproximadamente 40 años
recogiendo las piedras grandes de la calle en su carretilla.


Me quede impactada y pensé
en cuantos minutos nos tomaría recoger esa piedra en el camino, esa llanta que
se encuentra a mitad de la calle y que le sacamos la vuelta todos los días
esperando que obras publicas llegue y las mueva; y creo que todos podríamos
hacer algo para mejorar nuestra ciudad.  



NOTAS RELACIONADAS

Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 14, 2020
Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 07, 2020