Rector no, gato encerrado sí


Ante la inexplicable dilatoria para que salga humo blanco que diga; habemus
rector de la UABC,
no le queda a uno más que pensar que hay gato encerrado en la “designación” que
no elección del nuevo faro luz y guía universitaria, mostrándonos a simple
vista a los mundanos una seriedad sobre el caso, que en realidad no la tiene,
porque en el fondo se trata de justificar la presencia de la Junta de Gobierno, la cual
hace muchos años debió desaparecer, ya que no hay ninguna razón válida o de
peso como para que esto esté pasando y peor aún, que la institución esté al
garete, aunque con los rectores que hemos tenido; si no hay uno, no pasa nada.
Por allá en los años 75-76, los estudiantes, que aun
gozaban de conciencia crítica, hacíamos un serie de manifestaciones para exigir
que desapareciera la Junta
de Gobierno, ya que la
Ley Orgánica de la
UABC, LOU, establece que a los 20 años de funcionamiento de
la universidad ésta debe desaparecer, pero como la LOU, la han escondido para que
el estudiantado no la conozca, pero además porque sólo el Congreso del Estado
es quien la puede modificar y por lo tanto; los actuales dueños de la mal
llamada máxima casa de estudios, no la llevan a cabo como se debe, porque ¡Es
muy avanzada en su práctica democrática! Y la democracia hace años está
proscrita de la universidad. Es decir, la LOU es una verdadera cátedra de cómo se deben
manejar las fuerzas de poder hacia el interior de la UABC, de cómo el estudiante
debe participar en la construcción de sus estudios y su universidad, de cómo se
deben eliminar los que no hacen lo que es su obligación ¿por qué? Para mantener
el control férreo que se ha logrado luego del movimiento que se diera allá en
los principio de los 80s, cuando se acabó con los sindicatos críticos y legales,
por sindicatos blancos de la manera más sanguinaria y cobarde, se han
manipulado todas las prácticas, como la desaparición de los consejos técnicos,
las sociedad de alumnos de cada facultad, las sociedad general de alumnos de la
universidad, las academias de docentes, los sindicatos de docentes y
trabajadores, así como aquellos que debieran conformar el órgano superior de
gobierno universitario como lo es el Consejo Universitario, cuyo poder está por
encima del Rector, Tesorero y Patronato. En fin, que en estos días no existe un
sólo problema como para que la llamada –en aquel entonces “yunta”-, Junta de
Gobierno no elija rector, dado que no puede ser posible que la real “junta de
notables” seleccione a uno de los aspirantes para que cobre como rector, sobre
todo ante las regles poco conocidas hacia el exterior de la propia junta y
menos ante la comunidad universitaria como debiera ser, así mismo cuando todos
sabemos que sólo es cuestión de que digan a quién conviene dejar que sea del
gusto del coto de poder, porque las cosas no han cambiado mucho y la UABC sigue en la inercia y la
obesidad burocrática. Ahora bien, la pregunta simple es el porqué se hace ésta
práctica dilatoria; la respuesta es muy simple, porque hace tanto años que los
universitarios han estado atados a la cerrazón y negación del razonamiento
crítico, ya que sólo se han encaminado a estudiar una carrera como las mulas
con “tapójos”, sin que les interese su alrededor y mucho menos cuestionarlo,
pero ahora en estos tiempos que llega la generación cibernética que tiene entre
sus manos no sólo el poder de la tecnología, sino que la sabe usar a conciencia
y que además viene muy cuestionadora; se les vino el mundo encima a los
“junteros de gobierno”, porque la guerra de los cuestionamientos ya empezó y
los “dueños” descarados de la
UABC, han sido descubiertos jugando a la política público
partidista, muestra de ello son personajes como Alejandro Mungaray Lagarda,
Luis López Moctezuma y Ángel Norzagaray, que ya están jugando con los “azulejos
de Osuna”. Ahora bien, ello marca también la pugna de intereses de los
“Azulejos de Osuna” por ganarle al coto de poder de la UABC la propiedad desde la
fuerza del poder público, pero sobre todo ante el “cobro de facturas” que Osuna
les viene haciendo a sus “Azulejos” luego de perder el control político del
Estado y el advenimiento de una posible derrota estatal, porque ése pago de
facturas es la ubicación de los azules que serán desempleados. Dicho de otra
manera, rector no hay, pero gato encerrado si… Xossé Trinidad
www.xosse-trinidad.es.tl



NOTAS RELACIONADAS

Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 21, 2020
Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 14, 2020
Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 07, 2020