Situación de la ciudad


Hace apenas unos días, un familiar de un amigo muy cercano, apenas llegado
del Estado de Nuevo León con el fin de radicarse en la ciudad, comentaba que
"no sabemos los baja californianos lo que tenemos", "que se
puede salir a la calle y se puede trabajar en relativa paz", que en su
tierra, "ni siquiera se puede anunciar uno -sobre todo en el caso de los
profesionistas- cuando ya se tiene encima a los pistoleros EXIGIENDO UNA CUOTA
PARA PODER TRABAJAR.'


Agregaba, que "allá vive la gente pegada al celular y con el Jesús en
la boca, pues la tensión es permanente, y hay que saber a cada minuto donde están
los seres queridos" TODO ESTO VIENE a colación, porque gran parte de la ciudadanía
reconoce una mejoría en la seguridad pública en la región, si lo comparamos con
el ambiente que se respiraba apenas hace un trienio.


SIN EMBARGO, me parece peligroso la debilidad por nuestras autoridades por
las celebraciones anticipadas por la tranquilidad recuperada, PUES AUNQUE NOS
SENTIMOS VIVIENDO MAYOR SEGURIDAD PÚBLICA, varios grupos del crimen organizado,
residuos de los que quedo de las mafias que hacían y deshacían a su antojo no
hace mucho, siguen operando en los secuestros, homicidios y tráfico de enervantes,
entre otras cosas.



NOTAS RELACIONADAS

Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 14, 2020
Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 07, 2020