Vocal ejecutivo del IFE abusivo


Tal parece que para el vocal ejecutivo del IFE en el sexto distrito
electoral, Francisco Cabrera Valenzuela, la conclusión de la
contienda político electoral que terminó el pasado día ocho de julio, lo
ha transformado en un ente desequilibrado y ansioso de desarrollar
cualquier tipo de actividad, aunque ésta sea la de interferir en la vida
privada de sus subordinados.



Claro ejemplo de lo anterior es el conflicto que le fabricó a quien
fuera su subordinado de nombre Juan Barba Domínguez, a quien despidió
sin causa alguna de acuerdo al afectado, pero para Cabrera Valenzuela,
fue con el fin de hacer un favor a su amiga, la señora Lourdes Plazola
López, quien es suegra del afectado.



Este patético actuar de parte del vocal ejecutivo, se registró el
pasado 26 de julio, cuando la suegra se apersonó en las instalaciones
del IFE, escandalizando y reclamando a su yerno el porqué de sus
conflictos maritales que afectaban a su hija, lo que obviamente el
aludido ignoró y solicitó que no interviniera la señora y se retirara a
hacer sus ridículos a otra parte.



Indignada la dama revoltosa, acudió a la oficina de Cabrera Valenzuela,
para pedir su intervención y retirara de sus labores al yerno
"irreverente e irrespetuoso", solicitud que atendió Cabrera Valenzuela de
forma inmediata y con palabras altisonantes y de manera grosera y
prepotente, exigió a Juan Barba se retirara de las instalaciones del IFE.



Para el afectado no existe problema en el sentido de permanencia en el
IFE, de hecho, su contrato fenecía el 31 del pasado julio; lo que realmente
incomoda, molesta e indigna a Juan Barba, es que Francisco Cabrera
Valenzuela, Vocal Ejecutivo en el sexto distrito electoral, no le quiera
entregar el salario devengado hasta el momento de su despido y el
finiquito correspondiente.



Cabrera Valenzuela, ha sido un funcionario que durante la labor del
proceso electoral, que está por concluir con el el fallo del Trife, se
distinguió por ser un mando prepotente, grosero, déspota, abusivo y
entrometido con el personal, situación que en muchas ocasiones lo
conflictuó con sus subordinados, quienes por la necesidad de no perder
el trabajo, soportaron sus humillaciones.



Ha llegado el patán del Vocal Ejecutivo, a girar instrucciones a los
guardias de seguridad que cuidan las instalaciones del IFE que se ubican
en la calle segunda en la zona centro de Tijuana, para que no permitan
el acceso de Juan Barba y de otros ex empleados, que acuden a solicitar
sus remuneraciones a las que por ley tienen derecho.



Confiemos en que personal del IFE en la capital del estado de solución a
esta problemática y destituya a este zafio y paleto empleado, que con
su actuar sólo denigra la función pública y la imagen de por si ya
marchita del IFE.



NOTAS RELACIONADAS

Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 14, 2020
Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 07, 2020