Distracción de recursos del FORTASEG para garantizar pagos de salarios

Nuevas observaciones a gobierno Municipal pasado
Distracción de recursos del FORTASEG para garantizar pagos de salarios

TECATE.- Se dio a conocer que la Auditoria Superior de Fiscalización recomendó al Congreso del Estado no aprobar la cuenta pública del 2016 relativa al último año de gobierno de César Moreno debido a una serie de irregularidades en el manejo de las finanzas públicas y programas sociales.

En el documento se señala que del Fondo Federal FORTASEG destinado a la seguridad de los municipios como patrullas, el Ayuntamiento recibió recurso por 15.7 millones de pesos en el 2016, de ese fondo la Auditoria de Fiscalización detectó que se hicieron traspasos a dos cuentas bancarias distintas, por un total de 11.8 millones de pesos, que se utilizaron para pagar sueldos, compensaciones, prestaciones y pago a proveedores, es decir no se utilizaron para invertirlos en materia de seguridad.

De ese mismo fondo federal, la administración de César Moreno informó que utilizarían 2.1 millones de pesos para una obra denominada “Comandancia de Seguridad Pública en colonia Industrial”, extra oficialmente se sabe que se trataba de la construcción de un gimnasio dentro de la comandancia municipal para el uso de los oficiales, sin embargo esta obra nunca se hizo pero sí se pagó.

Referente al Programa de Recuperación de Espacios Públicos, a la administración de Moreno se le asignó un recurso por casi 15 millones de pesos para realizar obras, el reporte de la auditoria da cuenta que las autoridades pagaron en exceso a contratistas 9.2 millones de pesos.

La administración pasada contrató en el 2015 a la empresa Grupo Gursa S.A de C.V para llevar a cabo una serie de trabajos denominados como “Rehabilitación de parques”, con estos trabajos se mejorarían áreas públicas en el parque Margarita Maza de Juárez en la colonia Juárez, el parque de la colonia Aldrete, el parque Santa Anita parte alta y parque Lázaro Cárdenas, a estas obras se les asignó un monto total de 8.4 millones de pesos que se  pagaron en dos partes, una el 3 de febrero de 2016 y otra el 12 de agosto de 2016.

Sin embargo la auditoría al hacer revisiones a las obras pagadas, solo encontró un avance del 25% en cada una de ella, es decir pagaron de más 6.2 millones de pesos pues los trabajos fueron pagados en su totalidad pero nunca concluidos.

Aun así sin terminar, la Dirección de Desarrollo Social que en aquel entonces encabezaba Abel Rodríguez, recibió la obra de parte de los contratistas como “obra concluida” y posteriormente fueron entregadas a los vecinos teniendo como testigo al entonces delegado de la SEDATU Lauro Arestegui Verdugo quien en teoría tuvo que haber evidenciado la

obra.

La auditoría revela que durante el ejercicio fiscal 2016 el Ayuntamiento recibió un total de 56.8 millones de pesos del fondo IV del Ramo General 33, sin embargo 52 millones fueron traspasados a otra cuenta bancaria para hacer pagos a proveedores, sueldos, reponer dinero

del Fondo de Apoyo en Infraestructura 2016 y al FORTASEG 2016.

Las más de 60 páginas dan cuenta de fondos federales mal utilizados, pagos de más a contratistas, falta de evidencia en obras, documentación incompleta, obras pagadas pero no realizadas o no concluidas, pagos millonarios a proveedores por adjudicación directa, desvío de recurso federal para pagar otros conceptos ajenos al programa todo durante el último año. 



MÁS SOBRE Estatal