Tendencia

Detectan "síndrome anal inquieto", ¿una nueva secuela del Covid-19?

Científicos en Japón hallaron el caso en un paciente de 77 años, quien informó de un "profundo malestar anal" escasos días de recuperarse del coronavirus.

Detectan síndrome anal inquieto, ¿una nueva secuela del Covid-19?
Por: Redacción | El Mexicano | 10/06/2021

Octubre 06.-Científicos japoneses investigan una posible relación entre un extraño padecimiento el cual podría tratarse de una secuela a la que se enfrentarían algunas personas tras contagiarse de Covid-19: el síndrome del ano inquieto, también llamado 'síndrome anal inquieto'.

De acuerdo con un informe publicado el pasado 23 de septiembre en la revista BMC Infectious Diseases, científicos de Japón hallaron el caso de un paciente de 77 años con una afección neurológica conocida como "síndrome anal inquieto" tras haber tenido covid-19. "Hasta la fecha, no se ha publicado previamente ningún caso de síndrome anal inquieto asociado a covid-19?, señalaron los especialistas. Según las investigaciones del equipo de científico, hasta el momento se tienen registros de al menos un caso de este síndrome que estaría relacionado con el covid.


El paciente, un hombre de 77 años de edad, tuvo que ser internado en un hospital de Tokio donde presentaba un cuadro de covid con dolor de garganta, tos y fiebre. Según los informes médicos, el coronavirus atacaba principalmente el sistema respiratorio y en algunos casos el sistema nervioso y central de los pacientes, nada se sabía sobre esta nueva afección.

Luego de unos días con coronavirus, el hombre mejoró y en este punto fue donde comentó a presentar problemas en el ano.

¿Qué es el síndrome anal inquieto?

 

El síndrome anal inquieto tiene que ver con una extraña sensación en el ano y también estaría relacionado con hemorroides, según sitios especializados. Luego de realizarle una colonoscopía de diagnosticó la enfermedad y también hemorroides internas al paciente.

Este es el primer caso del síndrome anal inquieto en un paciente que tuvo coronavirus.

"Aunque un hombre de 77 años con COVID-19 mejoró a la función respiratoria normal 21 días después del ingreso y tratamiento de favipiravir 200 mg al día durante 14 días y dexametasona 6,6 mg por día durante 5 días, los síntomas de insomnio y ansiedad permanecieron. Varias semanas después del alta, gradualmente comenzó a experimentar molestias anales profundas e inquietas, aproximadamente a 10 cm de la región perineal. Se observaron las siguientes características en la región anal; la necesidad de moverse es esencial, con empeoramiento con el descanso, mejora con el ejercicio y empeoramiento por la noche. La colonoscopia reveló hemorroides internas sin otras lesiones rectales. Los hallazgos neurológicos, incluyendo reflejo tendinario profundo, pérdida perineo de lesión sensorial y de la médula espinal, no revelaron anomalías. No se confirmaron las milicias de la diabetes, la disfunción renal y el estado de deficiencia de hierro. No se observaron antecedentes familiares de SPI ni movimientos periódicos de las extremidades. Clonazepam a 1,5 mg por día resultó en el alivio de molestias anales inquietas", indicó el artículo.

 

Entre los síntomas más frecuentes, en personas que padecen esta enfermedad, se encuentra el dolor fuerte en la zona anal, además de falta de sueño y cansancio.

Se observaron las siguientes características en la región anal:

  • La necesidad de moverse es esencial
  • Empeorando con el descanso
  • Mejorando con el ejercicio
  • Empeorando por la noche
  •  

    Todavía falta mucho por comprobar e investigar sobre el coronavirus, la enfermedad es relativamente nueva y poco apoco se va conociendo más sobre los afectos que puede causar en los humanos. Este caso cumplió con 4 características esenciales del SPI:

  • Necesidad de moverse
  • Empeoramiento con el reposo
  • Mejora con el ejercicio
  • Empeoramiento al anochecer
  • Hasta la fecha, no se ha publicado previamente ningún caso de síndrome anal inquieto asociado a Covid-19.

    La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) tiene un amplio espectro de síntomas respiratorios y nasofaríngeos, enfermedades cerebrovasculares, alteración de la conciencia y lesión muscular esquelética



    MÁS SOBRE Internacional