Emite la Secretaría de Salud medidas para prevenir las infecciones en vías urinarias

Esta es la tercera causa de consulta en los centros de salud de la región, importante contribuir a la prevención
Emite la Secretaría de Salud medidas para prevenir las infecciones en vías urinarias

TIJUANA., B. C.- Las infecciones en vías urinarias (IVU) pueden tener diversos orígenes, por ello la Secretaría de Salud de la entidad, invita a las personas que ante los molestos síntomas acuda a los Centros de Salud o Unidades Móviles y evite auto medicarse.

La Jefa de la Jurisdicción de Servicios de Salud, Dra. Remedios Lozada Romero, que las IVU son más frecuentes en las mujeres y conforman la tercera causa de consulta en las Unidades Médicas de la región, por ello el Secretario de Salud del Estado, Dr. Alonso Oscar Pérez Rico ha solicitado reforzar las medidas preventivas.

Los principales síntomas son dolor y ardor al orinar, fiebre y mal olor, cuando este padecimiento pasa de la vejiga a los riñones puede ocasionar dolor de espalda o en el costado, también en la entrepierna, dolor abdominal y fatiga, además de la sensación de querer ir al baño de forma frecuente.

Las causas de las IVU son diversas como las malas prácticas al limpiarse después de ir al baño, relaciones sexuales, el uso de un diafragma como método anticonceptivo, aunque puede ser el resultado de otra afectación como incontinencia intestinal, próstata agrandada, uretra estrecha o haber tenido conectada una sonda por algún proceso quirúrgico.

Aunque no son tan frecuentes en los hombres también se pueden llegar a presentar con dolores en testículos, espalda baja o sensación de ardor en el pene, los cuales también pueden ser síntomas de otras enfermedades por ello el llamado acudir a los servicios de salud y no auto medicarse.

Debido a que las IVU pueden confundirse fácilmente con otros padecimientos, se pide a la población para que acudan a recibir atención médica en los Centros de Salud, pues estas se pueden agravar afectando otros órganos como riñones, uretra, entre otros.

Esta afectación es común en mujeres embarazadas y personas con diabetes por lo cual deben tomar el tratamiento completo, aunque sientan mejoría en las primeras 24 a 48 horas, para evitar que recaigan, lo cual podría complicar su atención; en caso de no mejorar debe acudir para ser revalorado por el médico.



MÁS SOBRE Salud