La reja que rodea al Hospital General de Mexicali


Horas de  permaneciendo de pie, algunos  otros 
sentados sobre la calurosa banqueta 
o buscando una sombra,  así   esperan las personas que además de estar  sobrellevando la enfermedad de  un ser querido, tienen el castigo de
soportar   las largas y  lentas filas que se hacen en las afueras del
hospital de Mexicali desde el 21 de Octubre del 2009.


“No solo es
aguantar el calor y el cansancio, sino también tenemos que aguantar el
despotismo e indiferencia de los guardias de seguridad, los cuales solo
permiten la  entrar a un visitante por
turno, esto es inhumano” Así como Cesar Vázquez se expresa, existen cientos de
personas que manifiestan su descontento. Esto es a partir  de la petición que solicitó hace más de un
año el Director del hospital General de Mexicali Caleb Cienfuegos quien
justifica esta medida a fin de proteger la infraestructura del edificio y
evitar la saturación masiva  como medida
preventiva ante la alerta emitida de  la Influenza AH1N1.


El señor Elías Zarate, es el guardia
que está en el acceso al Hospital,  dice
que se están sacando a las personas seguido porque se llena, no hay
espacio  suficiente y a veces hay
personas que ya no tienen nada que hacer. 
La Sra. Sara
Meza de 55 años comenta que está de acuerdo con que protejan la sala de espera
pues es una medida para salvaguardar las salud de los pacientes, pero lo que no
le parece correcto es que tengan que estar prácticamente en la calle, “Nos
deben permitir que por lo menos estemos en el patio del hospital y ya por
lástima que nos pongan una lona pues ya se viene el verano,  si no 
de todas maneras vamos a estar aquí en el hospital  pero internados por una insolación”  El Sr. Alberto López comenta que viene del
Valle de Mexicali, se levanta de madrugada para venir aquí y todavía tener que
estar aquí parado.


En definitiva el
Hospital General de Mexicali tiene que acudir al llamado de los usuarios del
servicio hospitalario a fin de brindar un espacio en donde los familiares de
los  pacientes puedan esperar sentados,
pues sabemos que regularmente el mismo hospital exige la presencia de un
familiar.



NOTAS RELACIONADAS

Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 21, 2020
Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 14, 2020
Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 07, 2020