La Corte Suprema de Estados Unidos ordena restablecer la política de "Quédate en México"

La administración de Biden restablece la política de la era Trump que obliga a la gente a esperar en México mientras solicita asilo en EE. UU.

La Corte Suprema de Estados Unidos ordena restablecer la política de Quédate en México
Por: Redacción | El Mexicano | 08/25/2021

Tijuana, B.C., Agosto 25.- Jueces nombrados durante la administración de Donald Trump asestan golpe a Joe Biden y a México obligando al presidente de los Estados Unidos Americanos a reinstaurar el polémico programa que obliga a los migrantes a permanecer en territorio mexicano mientras solicita asilo en los Estados Unidos.


El día de ayer, martes 24 de Agosto, la Corte Suprema de Estados Unidos se negó a bloquear un fallo judicial y rechazó la propuesta del presidente Joe Biden de evitar restablecer una política de inmigración implementada por su predecesor Donald Trump, la cual obliga a las personas a permanecer en México mientras esperan audiencias en busca de asilo en los EE. UU.


El tribunal, conformado por tres jueces liberales en desacuerdo, informó que la administración probablemente violó la Ley Federal en sus esfuerzos por revocar el programa informalmente conocido como "Permanecer en México". Rechazando la propuesta de la administración Biden de bloquear la decisión de un juez con sede en Texas que requiere que el gobierno reviva la política formalmente conocida como Protocolos de Protección al Migrante (MPP).


A la decisión se le agrega el Título 42, instaurado por Trump y aplicado por Biden, que consiste en deportar a migrantes debido a la situación sanitaria que preexiste por la pandemia y los tres jueces liberales que discreparon con el resolutivo son Sonia Sotomayor, Elena Kagan y Stephen Breyer.


La semana pasada, Samuel Alito, juez del Tribunal Supremo, suspendió de manera temporal el programa llamado oficialmente Protocolo de Protección de Migrantes (MPP). Sin embargo, dos semanas atrás, el juez federal de Texas Matthew Kacsmary, nominado por Trump, emitió una orden para restablecer el MPP. El fallo respondió a demandas de Texas y Missouri, cuyos gobernadores han buscado restablecer algunas de las políticas antiinmigración de línea dura de la administración Trump.

La administración Biden argumentó en escritos que el presidente tiene "clara autoridad para determinar la política de inmigración" y que el Secretario de Seguridad Nacional Alejandro Mayorkas tenía discreción para decidir si devolver a los solicitantes de asilo a México. Agregando en el texto que la política había estado inactiva durante más de un año y que restablecerla abruptamente "perjuzgaría las relaciones de los Estados Unidos con socios regionales vitales, interrumpiría gravemente sus operaciones en la frontera sur y amenazaría con crear una crisis diplomática y humanitaria".

Cabe recodar que la administración Trump dejó de utilizar la política de "Permanecer en México" al comienzo de la pandemia, porque prácticamente rechazó todas las peticiones de las personas que cruzaban la frontera suroeste bajo un protocolo diferente, por una orden de salud pública que sigue en vigor. La administración Biden dijo que la política prepandémica había estado "en gran medida inactiva" durante meses incluso antes del brote de COVID-19.

El presidente Joe Biden suspendió el programa en su primer día de mandato y el Departamento de Seguridad Nacional lo terminó en junio.

El programa "Quédate en México" fue una decisión injerencista del gobierno del presidente Trump ya que obliga a los solicitantes de asilo, principalmente centroamericanos, en Estados Unidos, a esperar en ciudades fronterizas mexicanas la resolución de sus casos en las cortes estadounidenses.

"El Gobierno de México debe negarse a la reinstalación de ese programa", comenta Eunice Rendón directora de Foro Migrante, recordando que "varios de los jueces federales" son los que votaron por la permanencia del programa".

También declaró que el programa "Quédate en México" es "inhumano ya que tuvo a 70,000 migrantes varados durante meses y con procesos inadecuados de su asilo".

 

DHS, en desacuerdo y en pláticas con la SRE

Un par de horas después del fallo de la Suprema Corte, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) emitió un comunicado con el quediscrepa de la decisión.

"EL DHS discrepa respetuosamente de la decisión del trubunal de distrito y lamenta que la Suprema Corte haya declinado emitir una suspensión". El Departamento de Seguridad Nacional reiteró que aceptará el fallo, pero continuará impugnándolo por las vías institucionales. Agregando que el DHS "ha comenzado a entablar pláticas diplomáticas con el Gobierno de México en torno al programa Quédate en México".Rendón reitera que la decisión de la Corte Suprema ocurre en medio de "un clima de inseguridad para los migrantes".

La decisión representa un duro golpe al Gobierno de México que tendría que destinar recursos para la manutención de miles de personas que llegarán al país para mientras esperan la resolución de los juicios, sin embargo los ciudadanos de las fronteras norte han podido apreciar como los "recursos" escasean en un esfuerzo para apoyar a los migrantes que buscan el "Sueño Americano" y aunado a eso, el tiempo de espera se ha multiplicado por la pandemia del Covid-19.

 

Durante la presidencia de Donald Trump, la política requirió que decenas de miles de migrantes que buscaban asilo en Estados Unidos regresaran a México, no directamente a su país de origen, con la intención de desalentar a los solicitantes de asilo, pero los críticos dijeron "que negaba a la gente el derecho legal a buscar protección en Estados Unidos y los obligaba a esperar en peligrosas ciudades fronterizas mexicanas."


El expresidente Trump podría estar orgulloso de la imposición que hizo en la política antiinmigración



MÁS SOBRE Internacional