Niña de 10 años enfrenta a un tiburón en mar abierto y evita que le arranque el pie

"Algo me mordió, parecía bastante grande y era gris. Me dolía, así que pensé, patéalo", contó Jasmine Carney de 10 años

Niña de 10 años enfrenta a un tiburón en mar abierto y evita que le arranque el pie
Por: EL MEXICANO | 12/23/2022

Tijuana, 23 de diciembre. - Para aprovechar un día soleado, Jasmine Carney salió con su abuela adoptiva de paseo, pues habían planeado estar en una playa de Florida, Estados Unidos, a unos 30 minutos de distancia de su casa.

En un principio, disfrutaban de la calma de las aguas hasta que la pequeña de 10 años sintió mientras nadaba un enorme animal justo debajo de su cuerpo, de hecho fueron escasos los segundos que fue acechaba.

Por su parte Stephanie Carney, su abuela, solo se dio cuenta del infortunio cuando la pequeña salió corriendo hacia ella. "¡Algo me mordió!", gritaba con las piernas ensangrentadas mientras trataba de estar en una zona segura de la playa.

"Vi toda la sangre y fui a buscar a un salvavidas", recordó Carney, en charla con el medio local ´WPTV´.

Al prestarle los primeros auxilios, con la adrenalina del momento, el salvavidas llamó a la línea de emergencias, pues la mordida era profunda. Así que, en contados instantes, Jasmine fue trasladada en helicóptero hasta el Centro Médico Regional St. Mary´s.

Más tarde, como si nada hubiera alterado su momento de descanso, la niña permaneció tranquila en la camilla del hospital en medio de las observaciones de los especialistas, quienes atónitos analizaron la herida del pie derecho que estaba totalmente cubierta de arena.

"Ni siquiera podía ver nada porque había mucha arena (...) Eso sí, tenía algo muy claro: era una mordedura de tiburón que casi se lleva todo el pie", expresó el doctor Nir J. Hus, cirujano que la atendió, en entrevista con el portal "People".

De acuerdo con los especialistas, le cortó el pie por la mitad. Por tanto, los huesos, tendones, vasos sanguíneos y nervios quedaron al descubierto luego de la limpieza de la arena.

"El tiburón la mordió en varios lugares del pie, no fue solo un mordisco. Creo que la mordió, la soltó, la mordió otra vez y luego la soltó. Al menos tres o cuatro mordiscos".

Fue toda una valiente, de acuerdo con los médicos, ya que otros niños en una situación así quedarían pasmados del miedo, sin embargo, por su rápida reacción, no dio cabida al temor cuando su vida estaba en riesgo.

No recuerda cuántos segundos estuvo batallando en el agua contra el que habría sido un tiburón de punta negra, con un largo de 1.6 metros.

"Traté de patearlo, quitar mi pierna y finalmente la soltó".

Aunque en un principio se exaltó, tan pronto llegó al hospital y vio a su hermano de seis años optó por sonreír.

"Mejor mantengo la calma porque sé que él no quería que me asustara; es el mejor hermano menor del mundo".

100 puntos y una cirugía de varias horas se requirieron para reconstruir el pie de Jasmine, además de que deberá seguir un tratamiento con antibióticos con tal de evitar las infecciones por la herida producida.

"Tendrá algunas cicatrices desagradables, no hay forma de evitarlo, pero volverá a la normalidad".

Short Link:


MÁS SOBRE Internacional