Burundanga y su relación con delitos en antros y bares

Víctor Tacher da testimonio de como fue drogado y robado en una salida de fiesta en la CDMX
Burundanga y su relación con delitos en antros y bares
Por: Redacción | El Mexicano | 06/29/2021

Tijuana, B.C., Junio 29.- La burundanga, también conocida científicamente como escopolamina, tiene entre sus efectos más comunes la capacidad de anular la voluntad de quien la consume y la ausencia de recuerdos tras la intoxicación. Además, es difícil de detectar porque el organismo metaboliza y expulsa la sustancia sin dejar rastro pocas horas después de ser ingerida.

Recientemente Víctor Tacher, un joven de 27 años, publicó su testimonio en redes sociales, después de haber sido drogado y robado en una salida de fiesta en la Ciudad de México.

Explica que después de despertar en su casa, al otro día, se dio cuenta de que le habían robado una cantidad considerable de dinero, su celular y que además los delincuentes tenían las contraseñas de prácticamente todas sus cuentas, incluidas las bancarias.


Descubrió que había sido drogado con escopolamina, popularmente conocida como burundanga, una sustancia que en las últimas décadas ha sido utilizada para cometer todo tipo de delitos debido a los efectos que produce en la víctima.

La burundanga es una droga de tipo alcaloide tropánico que generan ciertas especies vegetales tras realizar su proceso metabólico. Esta sustancia tiene efectos alucinógenos y causa síntomas como sueño, sumisión, hipertensión e incluso en grandes dosis, deficiencias respiratorias y cardiacas.


¿Cómo funciona la escopolamina?

En el testimonio difundido en redes sociales y en muchos otros casos que se denuncian, antes de la ingesta de la droga (voluntaria o no) hay alcohol en el sistema.

El alcohol, por sí mismo, es un depresor del sistema nervioso central. Cuando tomas alguna bebida que tiene alcohol tras 15 minutos no pasa mucho, comienzas a ponerte japi y llegas a un estado de excitación y desinhibición. Pero luego comienza el proceso de depresión, llega el estado en la persona en donde hay una pérdida pasajera del entendimiento y de la capacidad de razonar. La persona comienza a sentirse más calmada.

El alcohol, solo, no causa depresiones severas del sistema nervioso central como las que se refieren en el testimonio, pero si la cantidad se aumenta o si se agrega otro tipo de sustancia depresora, la persona o víctima en cuestión queda completamente y vulnerable e incluso en un riesgo muy alto de intoxicación.




Una de las características de la burundanga es la rapidez con que actúa. Esto se debe a que, al ser ingerida —ya sea por vía oral, respiratoria o cutánea—, tiene una gran facilidad para atravesar la barrera protectora —barrera hematoencefálica— entre los vasos sanguíneos del cerebro y los tejidos cerebrales. Es su puerta de entrada al cerebro, y por lo tanto, toma el control del sistema nervioso central y periférico.

¿Cómo afecta esta droga al sistema nervioso?

El sistema nervioso central realiza funciones conscientes e inconscientes. La burundanga afecta a operaciones conscientes como la formación de pensamientos o de recuerdos. Asimismo, también influye en los actos reflejos: en este sentido hablamos del sueño y la actividad de algunos órganos como el corazón.


Con respecto al sistema periférico, la burundanga afecta, entre otros, al control de la respiración, la digestión y la producción de saliva. Sin olvidar los movimientos voluntarios, entre los que se incluye la respuesta de defensa ante una situación de peligro.

¿Cómo actúa la burundanga en el cerebro?

Cuando la burundanga se activa, su primer objetivo es provocar un mal funcionamiento en los neurotransmisores, como por ejemplo, la serotonina. Estos compuestos químicos son los responsables de generar las conexiones que se realizan en nuestro cerebro, crean enlaces entre las neuronas para comprender la realidad que nos rodea. Además de suprimir la producción de los neurotransmisores también los bloquea, por lo que la voluntad de la persona queda anulada.


Este proceso también es el causante de los efectos como el adormecimiento, el estado de semiinconsciencia y la amnesia.

Por otro lado, al estar bajo los efectos de la burundanga sus funciones regulatorias, las que realizamos automáticamente, también se ven condicionadas. Una de las repercusiones más graves es que el corazón deje de funcionar de manera normal, originando, entre otros trastornos, arritmias o fibrilación ventricular.

¿Qué efectos tiene en el resto del cuerpo?

El cerebro es el órgano de control principal, de él salen las órdenes para que nuestro organismo trabaje correctamente. Como su funcionamiento no es adecuado, el sistema nervioso periférico también se resiente.


En este aspecto, uno de los trastornos más serios afecta al sistema pulmonar, que ante una coordinación deficiente puede generar una parada respiratoria si la cantidad de burundanga consumida es muy alta.



Además provoca la incapacidad de tomar decisiones complejas tales como correr o defenderse, ya que el sistema periférico no sabe cómo reaccionar ante la incorrecta interpretación del cerebro a los estímulos que le llegan del exterior.

La burundanga permanece en la sangre aproximadamente entre 15-30 minutos después de ser consumida y su rastro en la orina desaparece en unas 12 horas, por eso es muy complicado detectarla. Aunque puede ser administrada por vía oral o a través de la piel, su actuación es más rápida al ser inhalada.

Estas características convierten a la burundanga en una droga peligrosa tanto por la anulación de la voluntad de la persona que es intoxicada como por su complejidad para ser detectada. Además, la amnesia y la confusión que produce dificulta recordar a quien la ha consumido si ha estado bajo sus efectos o no.


¿De dónde viene la escopolamina?


La escopolamina es una sustancia que se obtiene de plantas que pertenecen a la familia de las solanáceas, específicamente de la Datura stramonium L. Hyoscyamus niger L. y Datura arbórea. Popularmente estas plantas y sus flores se conocen como floripondios. 

imagen-cuerpo


 

¿Qué se puede hacer?

Lo principal es aprender a distinguir situaciones que te pueden poner en riesgo, a partir de ello poner en práctica ciertas medidas de protección. El propio Víctor Tacher, quien compartió su denuncia en redes sociales, publica algunas recomendaciones basadas en su experiencia.


  • Si vas a salir de fiesta, a una reunión o lo que sea, hazlo con un círculo de personas que conozcas y en lugares que sean "seguros" y que conozcas. Si no conoces el lugar al que vas a ir, puedes buscar en redes sociales e internet reseñas de personas que ya hayan acudido.
  • Fíjate en lo que tomas y consumes. Si vas a adquirir una botella o una cerveza, asegúrate que se abra y se rompan los sellos en tu presencia. Trata de no aceptar tragos de desconocidos y nunca dejes tu bebida sin vigilar.
  • No necesitas llevar objetos de mucho valor, evita llevar joyas, relojes, ropa o demás accesorios que llamen la atención.
  • Analiza lo que llevas de dinero destinado para la ocasión, evita llevar tarjetas de crédito o de débito con mucho dinero o con límites de crédito muy altos. Tampoco lleves demasiado dinero en efectivo.
  • Trata de salir en grupo y crea una red de contactos de emergencia a los que puedas llamar si comienzas a sentirte mal o cualquier situación. Avisa a alguien a dónde vas a ir y con quien y da actualizaciones periódicas.



  • MÁS SOBRE Lo Más Viral

    Burundanga y su relación con delitos en antros y bares
    Viral: Rosalia posa con inusual bolso dorado