La acción correcta tiene como consecuencia natural, resultados correctos

Sociedad y Derecho

Richard W. Wetherill, escritor y consultor norteamericano de

principios del siglo XX, fue autor de varios arti´culos y libros, en los que

destacó su filosofía en administración, cuyo postulado se hace consistir

en que: “el éxito perdurable de un negocio depende del compromiso con

la acción correcta y en los principios de honestidad absoluta”.

La “Ética de la Acción Correcta”, promovido por Wetherill, postula

que, en todas las empresas se debe tomar como base, para la toma de

decisiones, la honestidad, integridad y calidad.

Dispone que, “siempre que una acción se conozca o se perciba

como correcta, se debe llevar a cabo y, por el contrario, cuando esta se

conozca o se sospeche que es incorrecta, no debe realizarse”. Todo ello

desde un punto de vista pragmático y realista, poniendo siempre al

cliente en el centro de la atención, cuya satisfacción es la máxima

premisa de la compañía, no prometiendo aquello que no se pueda

cumplir.

Fue en la década de 1930, en plena gran depresión, cuando

Wetherill intento´ refinar y divulgar sus ideas como maestro, orador y

consultor en administración, siendo hasta 1952 cuando varios de sus

seguidores formaron un grupo de estudio del comportamiento

(organización informal, no lucrativa dedicada a ayudar a Wetherill con

sus investigaciones y a compartir sus ideas de una ley de

comportamiento natural).

En 1978 aquellos colaboradores, deciden fundar un negocio en el

que pudieran poner en práctica los postulados de la filosofía de la Ética

de la Acción Correcta, a la cual llamaron “Wetherill Associates, Inc.”.

Esta empresa ha ido evolucionando con el paso de los años, desde

una pequeña negociación que comercializaba partes eléctricas

reconstruidas para la industria automotriz, hasta el gigante

multinacional de hoy en día, con presencia en Estados Unidos, Canadá y

Europa, e ingresos de cientos de millones de dólares anuales.

Lo verdaderamente extraordinario de esta empresa es la

aplicación gerencial, real y efectiva, de los principios de la ética de la

acción correcta, tanto en su toma de decisiones, como en su política de

atención al cliente, en su estructura, relaciones con trabajadores,

proveedores y competencia, y cómo ello la ha llevado a obtener, no sólo

un éxito económico inaudito, sino también (lo que es aún más

meritorio), la creación de un estilo empresarial único y excepcional, en

el cual, lo más importante son las personas, su bienestar y crecimiento

como seres humanos y profesionales, por sobre la obtención de las

utilidades, las cuales, sin bien son importantes no son lo más

significativo.

Esta extraordinaria empresa nos demuestra que, del mismo modo

en el que, el ser humano no vive para respirar aunque necesite hacerlo

para vivir, la empresa tampoco debe existir sólo para generar utilidades,

sino para la consecución de logros más trascendentales, que lleven a

sus integrantes a un plano de mayor satisfacción y bienestar en sus

vidas.

Como siempre es un placer saludarlo, esperando que estas pocas

letras hayan sido de su agrado, y sobre todo de utilidad ¡Hasta la

próxima!



NOTAS RELACIONADAS

Por: Juan Bautista Lizarraga / Enero 03, 2021
Por: Juan Bautista Lizarraga / Diciembre 21, 2020