Prohíben explotación animal, en Ensenada

Se aprobó reforma a reglamentos
Prohíben explotación animal, en Ensenada

ENSENADA.- Por mayoría absoluta en sesión de Cabildo del XXII Ayuntamiento a cargo de Marco Novelo, se aprobó una reforma a reglamentos que prohíben la explotación animal en Ensenada.

El punto de acuerdo aprobado por urgente y obvia resolución presentado por el regidor Jorge Emilio Martínez Villardaga, se reformó y derogó diversos artículos del reglamento para la Protección y Trato Digno de los Animales en el Municipio de Ensenada, Baja California y del reglamento de Transporte Público para el Municipio de Ensenada Baja California, con el fin de prohibir el uso de animales para propulsión en vehículos destinados al transporte turístico.

En la exposición de motivos, el regidor Martínez Villargada manifestó que los animales son seres conscientes y que es un hecho que algún día fueron utilizados por necesidad para ayudar al humano a desplazarse.

Agregó que con la evolución de los tiempos resulta innecesario tanto en la mayor parte del mundo como en nuestra ciudad, y en Ensenada, dijo sucede todos los días una abominación de la inmensa mayoría de los habitantes conoce y reprueba, la explotación de los caballos que son utilizados para jalar calandrias con fines de ocio.

Mencionó que ha recibido exigencia por parte de la población para poner un alto al uso de animales en calandrias, las cuales llegan a generar accidentes, además de que aseguró que en el último ejercicio de encuestas juntó más de mil 500 firmas en un día en campus de la UABC y en sólo dos semanas lograron juntar 35 mil firmas electrónicas.

Aseguró que comparte el sentir y concluyó que es cruel e insostenible la explotación y maltrato que padecen los animales en este servicio, agregando que respaldado por diversos estudios realizados, la situación de los caballos que se emplean en esta actividad en Ensenada es deplorable.

“Los caballos sufren desnutrición, no cuentan con las condiciones higiénicas necesarias, están expuestos a largas jornadas laborales y no cuentan con una alimentación adecuada y suficiente, con herraduras que sobrepasan tres veces el tiempo de uso de 35 días, lo que produce serias lesiones en las extremidades de los equinos y es un hecho que ningún animal tiene el servicio veterinario que les corresponde”, enfatizó.

El regidor detalló que un caballo debe de comer al menos 8 kilogramos de comida al día, lo cual no se cumple, ya que los utilizados para dicho servicio comen la mitad de lo que deben cada día, lo que provoca que se desmayen a mitad de la calle, poniendo en peligro la vida del caballo.

Señaló que buscó en varias ocasiones entablar dialogo con las personas involucradas en la prestación del servicio para trazar una ruta que generara mejores condiciones a los animales no se consiguió éxito por parte de voluntad de los prestadores.

Enfatizó que dicha prohibición no sólo es para que no se utilicen los caballos, si no que contempla a todos los animales, además de que aclaró que no se está prohibiendo el transporte turístico y las calandrias, ya que esa actividad se puede seguir realizando por otros medios, como vehículos de motor eléctricos o cualquiera que se crea conveniente.

Precisó que en el caso de los pro- ductores del campo que utilizan animales para carga, no se está prohibiendo dicha actividad ya que es un medio de subsistencia en el sector primario a diferencia del giro de la calandria que es un fin recreativo.



MÁS SOBRE Estatal