Quedarán sin empleo unas 400 familias de El Rosario

Al terminar la temporada de langosta
Quedarán sin empleo unas 400 familias de El Rosario

ENSENADA.- Al terminar la temporada de capturas de langosta el próximo sábado 15 de febrero, unas 400 familias que en El Rosario dependen de esa actividad, temen quedar sin empleo, debido a que en la Conapesca no han renovado los persmisos para la captura de otras pesquerías.

En esa zona operan varios grupos y sociedades de producción, orgabizados en empresas integradoras y son los qque durante todo el año dan empleo a las familias de pescadores, ya sea en las capturas o en las plantas procesadoras, pero esta vez, sin los permisos correspondientes, los envuelve la incertidumbre.

Lo peor es que el problema se ha plantedo en varias ocasiones a las autoridades, tanto de la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca) como en le Sub-Dirección de Pesca del Estado y en ninguna de esas dos intancias han dado respuesta a las inquietudes

de los pescadores, expresó con precupación el representande Regasa y de empresas integrtadoras, Santiago Resek Duarte.

Expuso que al no ser renovados los permisos para los distintos grupos y sociedades de producción que los operan desde hace unos 35 años, es predecible que muchas de esas familias tengan que emigrar a la ciudad de Ensenada en busca de algún empleo para seguir subsistiendo.

Recordó que actualmente los pescadores solo operan con los permisos para la captura de langosta y eso les permite mantener la planta de empleos hasta ahora, pero la temporada de capturas termina este sábado 15 de ferero y si no los renuevan las autoridades, alrededor de 400 familias se quedarán sin el sustento en sus hogares.

Por esa razón es que el presidente de los grupos organizados que forman las empresas integradoras de la pesca en El Rosario, Santiago Resek Duarte, se muestra preocupado de qué es lo va a ocurrir si las autoridades pesqueras persisten en no dar respuesta a la revisión de los permisos con los que venían operando desde hace más de 35 años.

Agrega que el primer problema al que se tendrán que enfrentar es que se quedarán desempleados, mientras que los distintos grupos que se dedican a la pesca no tendrán recursos para pagar las cuotas de sus trabajadores al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y eso los dejará sin derecho a servicios médicos y a las prestaciones que por ley brinda ese instituto.

También el vocal financiero de la cooperativa "Ensenada", Francisco Arauz Espinoza, considera que las autoridades pesqueras, o desconocen la magnitud del problema que están generando con el retraso en le revisión de permisos o de plano quieren acabar con las familias que dependen de esa actividad en El Rosario. Dijo que mientras los grupos pesqueros organizados hacen desmedidos esfuerzos por sostener la planta laboral en esa zona del sur de Ensenada, apegándose a las normas para un aprovechamiento sustentable de los recursos pesqueros, funcionarios menores de las dependencias que inciden en las actividades pesqueras, ni siquiera se han tomado la molestia de acudir a El Rosario a revisar esta situación.

Es preocupante porque se pone en riesgo la subsistencia de todas esas familias que dependen de la pesca, pero más preocupante resulta la indiferencia que muestran las autoridades pesqueras ante la magnitud del problema que están ocasionando.

Señalan ambos líderes pesqueros que, de ser necesario, enviarán misivas tanto al presidente Andrés Manuel López Obrador como al gobernador, Jaime Bonilla Valdez, porque al parecer los funcionarios menores encargados de la actividad pesquera, no les informan sobre lo que está ocurriendo en El Rosario.

Señalaron que no es cosa menor paralizar la pesca por cuestiones burocráticas, pues en ello va la supervivencia de más de 400 familias de El Rosario que por más de tres décadas subsisten gracias a esa actividad que ahora las autoridades pretenden paralizar con su falta de respuesta a las demandas de los pescadores.



MÁS SOBRE Estatal