Regresa la tensión al Alto Golfo y San Felipe

Puede desatarse la violencia este sábado
Regresa la tensión al Alto Golfo y San Felipe

MEXICALI.-  El gobierno federal dio la orden a elementos de las distintas corporaciones destacamentadas en el Alto Golfo de impedir la entrada de los pescadores al mar a partir de este sábado 28 de septiembre a la captura del camarón.

Los pescadores, agrupados en una decena de federaciones de cooperativas pesqueras, dicen dispuestos a entrar, lo que podría desencadenar actos de resistencia acompañados de represión y violencia.

Sin decirlo, se presume que el gobierno federal cedió a presiones de grupos ambientalistas para parar la pesca y evitar sanciones internacionales. Un embargo general a la pesca del país, entre ellas.

Durante más de nueve meses los pescadores del Alto Golfo buscaron la forma, con peticiones, reuniones de trabajo, oficios, etc., de que se les otorgaran permisos para entrar al mar y aprovechar la temporada de camarón que oficialmente inició el 24 de septiembre.

A falta de una respuesta oficial, desde las primeras horas del 24 de septiembre, por su cuenta, centenares de pescado- res entraron a la captura del camarón. Rompieron la veda que fue impuesta a toda actividad de pesca comercial que fue impuesta desde abril del 2015 en protección a la vaquita marina y la totoaba, especies, sobre todo la primera, catalogadas en alto riesgo de extinción. Calculan que quedan entre 20 a 30 ejemplares vivos de vaquita.

Ayer viernes, autoridades de la marina y Profepa les avisaron a los pescadores que recibieron instrucciones de oficinas centrales de impedir la entrada de toda embarcación menor al mar desde las primeras horas de este sábado. Esto ya reventó, comentó Ramón Franco, dirigente de una de las federaciones de pescadores de San Felipe.

La comunidad está cansada de esperar a que se abra la pesca. Van más de seis meses que se retiraron los apoyos económicos. No hay fuentes o actividades económicas alternas fuera de la pesca, salvo el turismo. Los pescadores están dispuestos a todo para continuar con la captura del camarón. Lo van a intentar este sábado. No sabemos que vaya a pasar, advirtió Franco. Hay desesperación entre la gente porque no tiene ni para comer.

San Felipe ha sido escenario de actos violentos por las mismas restricciones a la pesca. En marzo de este año un marino hirió de bala a tres pescadores y eso desató una enorme protesta que incluyó quema de las instalaciones de la Profepa reduciendo a cenizas números pangas que estaban aseguradas en sus patios, artes de pesca y vehículos.

Hubo conatos de enfrentamiento con marinos que se guarecieron en sus instalaciones. En las afueras fueron quemados decenas de vehículos particulares estacionados.

En el Golfo de Santa Clara también ha habido actos de violencia derivados de la veda a la pesca comercial. En los hechos a partir del 24 y con mal tiempo, solo tres días entraron al mar al camarón. Es incierto lo que pueda ocurrir a partir de este sábado.

El jueves, desde una delas mañaneras, el presidente López Obrador dijo que se estaba revisando el tema de la pesca en el Alto Golfo mediante un programa integral, algo que se anunció por la Sader y Semarnat desde fines del año pasado, sin llegar a algo concreto hasta ahora. (idv)



MÁS SOBRE Estatal