Suspende corte programa que ha enviado 14 mil migrantes a Tijuana y Mexicali

Suspende corte programa que ha enviado 14 mil migrantes a Tijuana y Mexicali

Una corte de California suspendió el programa que ha enviado a unos 14 mil migrantes a esperar resoluciones a peticiones de asilo a Tijuana y Mexicali.

El noveno tribunal de apelaciones en San Francisco determinó que el programa Protocolos de Protección a Migrantes (MPP) “es inconsistente con las leyes federales”.

Todos los migrantes tendrían que esperar en territorio estadunidense a que resuelvan sus casos.

La suspensión es temporal. La administración Trump puede pedir revisión o llevar al caso a la Suprema Corte, pero mientras tanto el programa queda sin efecto.

La política de ese programa conocido también como “permanecer en México” es “es inválida en su totalidad debido a su incompatibilidad con”, informó por escrito el panel de tres magistrados.

Los jueces reiterados que esa política migratoria debe ser suspendida “en su totalidad”.

La decisión la tomaron dos jueces y uno estuvo en desacuerdo.

La demanda la interpusieron la Unión Americana de Libertades Civiles (Aclu), el Centro Sureño Legal para la Pobreza, y el Centro de Estudios sobre Refugiados y Género.

También representó al Centro de Recursos Centroamericanos, al Centro Legal de la Raza, la organización de asistencia legal Al Otro lado, a la Escuela de Leyes de Migración de la Universidad de San Francisco, y a la Clínica de Defensa ante Deportaciones.

De acuerdo con protocolo, la administración del presidente Donald Trump podría solicitar una revisión del pleno de once jueces de la misma corte, que generalmente favorece la inmigración y peticiones de asilo.

La administración Trump llevaría entonces el caso a la Suprema Corte de Justicia, ahora con mayoría de jueces que apoyan la política migratoria del presidente Trump.

El gobierno de Estados Unidos implementó unilateralmente el programa en enero del 2019 con el argumento de que cuando los migrantes ingresan a Estados Unidos a pedir asilo, en lugar de asistir a audiencias en cortes de migración, se convierten en indocumentados.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó el programa por motivos humanitarios, de acuerdo con declaraciones de entonces de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Ninguna organización informó a lo inmediato lo que sigue para miles de migrantes que aguardan resoluciones en ciudades mexicanas de la frontera.



MÁS SOBRE Estatal