La deficiencia de vitamina d incrementa el riesgo de padecer diabetes mellitus

Concentraciones adecuadas de vitamina D (VD) reducen los procesos inflamatorios del páncreas y tiene un impacto directo en la secreción adecuada de insulina. 12.8 millones de mexicanos padecen diabetes y se espera que llegue a 22.9 para el 2045.

La deficiencia de vitamina d incrementa el riesgo de padecer diabetes mellitus
Por: (EL UNIVERSAL) | 11/10/2021

CDMX, a 11 de noviembre de 2021. La deficiencia de vitamina D (VD) incrementa la posibilidad de desarrollar diabetes, aunado al sobrepeso u obesidad, una mala alimentación y poca actividad física. "La falta de niveles adecuados de esta vitamina contribuyen a la baja producción de insulina y un control no adecuado de los niveles de glucosa en el páncreas, lo que puede desencadenar en diabetes mellitus tipo 2, enfermedad que afecta actualmente a 12.8 millones de mexicanos y se estima llegue a 22.9 para el 2045", comentó el Dr. Jorge Víctor Yamamoto Cuevas, médico endocrinólogo, en el marco del Día Mundial de la Diabetes que se celebra cada 14 de noviembre.

"Estudios en todo el mundo demuestran que una persona con deficiencia de vitamina D incrementa 11% la posibilidad de padecer diabetes mellitus tipo 2. Si lo llevamos a niveles óptimos mediante medicamentos en monodosis, este porcentaje se puede reducir a 4%", aseguró el especialista con más de 20 años de experiencia en diabetes y síndrome metabólico.

La VD no es un tratamiento contra la diabetes mellitus tipo 1 y 2, pero si una medida preventiva para desarrollar estos padecimientos. Concentraciones adecuadas de VD reducen de manera importante los procesos inflamatorios del páncreas y tiene un impacto directo en la secreción adecuada de la insulina.

Especialistas recomiendan tres acciones para alcanzar los niveles óptimos de Vitamina D: En primer lugar, tomar el sol entre 10 y 30 minutos sin bloqueador. Más del 80% de la absorción de la vitamina D se da mediante la exposición de la piel a los rayos ultravioleta. En segundo lugar, la alimentación a base de pescados azules (sardinas, atún, salmón), mariscos, hígado y lácteos, entre otros. Y finalmente, la suplementación de VD en monodosis, una innovación farmacológica de Asofarma, que permite alcanzar los niveles óptimos entre cinco y siete días de manera segura y eficaz. Esta última, además es recomendable en caso de que las dos primeras no se puedan seguir adecuadamente.

"Niveles óptimos de VD no sólo previenen la aparición de diabetes mellitus, también ayudan de forma significativa a bajar la respuesta inflamatoria ocasionada con el COVID-19. Así mismo, previenen la aparición de algunos cánceres, reduce la formación del síndrome metabólico, la aparición de enfermedades mentales, afecciones respiratorias y ayuda a fijar el calcio en los huesos para reducir la posibilidad de presentar osteoporosis", concluyó Yamamoto. 



MÁS SOBRE Internacional