Del humor de la caricatura, a lo efímero de los memes

Del humor de la caricatura, a lo efímero de los memes
Por: (EL UNIVERSAL) | 10/10/2021

CIUDAD DE MÉXICO.- La síntesis, la exageración y el humor son los ingredientes que Waldo Matus resalta en una caricatura. A Fernando de Anda le interesa cómo la caricatura le da la  posibilidad de expresar ideas, pero también la forma en que ésta pertenece al orden de  los excesos y rompe límites. Para Miguel Galindo, la caricatura, el cartón político es una mezcla de sentido del humor, estética y preocupación social.

Galindo, Fer y Waldo son caricaturistas de EL UNIVERSAL, y este jueves participaron en la mesa en línea "Una nueva generación de caricaturistas en EL UNIVERSAL", que se realizó a través de la página de Facebook de 3 Museos, en el marco de la exposición "100 Años de caricatura en El Universal", que expone el Museo de Historia Mexicana de Monterrey.

El diálogo fue con conducido por el investigador Agustín Sánchez González, quien es curador de la muestra que se inauguró en ese  museo el pasado 21 de septiembre. 

Los caricaturistas hablaron de las diferencias entre la caricatura y la historieta, el contraste entre memes y caricaturas, la necesidad de generar archivos de caricaturas, y la caricatura y los jóvenes de hoy.

La conformación de archivos, que es una propuesta que como investigador Agustín Sánchez ha impulsado, es  algo que paradójicamente, en tiempos de creación en los dibujos físicos y digital no siempre se consigue, en parte, porque no hay costumbre de organizar y guardar, en parte porque se roban aún muchos cartones o también por la velocidad con que se generan las propias caricaturas.

Aunque el de las historietas fue un género muy recurrido en el pasado e incluso EL UNIVERSAL alguna vez  organizó concursos de historietas, éstas son poco desarrolladas hoy, comentaron los caricaturistas. ¿Por qué no volver a hacer historietas? planteó "Fer" y dijo que los editores podrían abrir espacios a este tipo de dibujos.

Frente al tema de la caricatura que hoy se realiza, los tres coincidieron en que hay menos espacios para publicar. Agustín Sánchez recordó que ya no hay tantas revistas como hace años.

"Tengo la impresión de que se ha generado un menosprecio de la sociedad hacia la caricatura. Me tocó, al empezar, que se le daba valor al caricaturista; de un tiempo a acá, quedamos desplazados y eso desalienta a las nuevas generaciones a aprender", comentó "Waldo" y añadió que es importante difundir el trabajo para que los jóvenes se motiven porque sí hay mucho talento.

Miguel expresó que mucho de lo que pasa es que los jóvenes están en las redes, en Tik Tok por ejemplo y esto los lleva a un consumo rápido: "La gente no se detiene y la caricatura requiere un poco más del lector, de conocer el contexto".

Al final se refirieron a los memes que, coincidieron, son efímeros. "Ahí el dibujo es el elemento secundario, si lo hay es alevosamente sencillo o feo, y otra diferencia con respecto a la caricatura es que aunque son ingeniosos, se quedan en el chiste, no rebasan ese límite", opinó Waldo. Dijo que la caricatura a su vez es el ingenio de un individuo desde el humor, el análisis y el dibujo.

Al final, Fernando señaló que sería importante que precisamente la tecnología se aprovechara para buscar espacios en un contexto de situación difícil en los medios tradicionales. Una de las propuestas que lanzó fue la fortalecer la autopublicación que es una ventaja del mundo virtual. 

Waldo Matus, es autor de la obra la "Ultima Cena", pieza con la que obtuvo el primer lugar en el tercer concurso de caricatura, celebrado con motivo del motivo del centenario de EL UNIVERSAL, en 2016. También ha publicado en Novedades de Tabasco y Tabasco hoy, Quo, México desconocido, MAX, Cinepremiere, Milenio semanal y Milenio Diario, La Jornada y El Día.

Fernando de Anda ha colaborado en medios como Excélsior, Revista Zócalo, revista Santo y Seña, El Rotativo, Diario AZ, entre otro. Actualmente publica en el diario El Universal y en la revista El Chamuco y los hijos del averno.

Miguel Galindo, desde hace 10 años incursionó en la caricatura política y se considera a sí mismo como ilustrador, caricaturista, comiquero y dibujante.

Anteriormente la muestra "100 Años de caricatura en El Universal" se presentó en recintos de España y Washington, y luego de la publicación en 2016 de una investigación sobre la caricatura en El Gran Diario de México.




MÁS SOBRE Nacional