Dolor crónico, problema de salud pública que debe ser atendido

Dolor crónico, problema de salud pública que debe ser atendido
Por: EL MEXICANO | 10/12/2022

El dolor crónico es un problema de salud pública que afecta al 25-29% de la población mundial; sin embargo, en México es difícil determinar el impacto general del dolor crónico debido a la falta de datos de calidad.

La población adulto mayor tiende a ser la más afectada por el dolor crónico. Según el Estudio Nacional de Salud y Envejecimiento de México, el 41.5% de los adultos mayores de 50 años reportaron sufrir algún tipo de dolor, con mayor frecuencia en mujeres que en hombres (48.3% vs 33.6%). Los porcentajes de dolor informado son aún mayores en las personas mayores.
Según el Dr. Anthony Echo, cirujano de nervios periféricos del Hospital Metodista de Houston, "el dolor crónico se define como cualquier dolor que dura más de 3 meses, cuando el dolor normal de una cirugía o una lesión debería haberse resuelto".

El especialista agregó que, "el dolor es muy engañoso y complicado. Es posible que algunos pacientes necesiten más tiempo para recuperarse de su lesión. Hay muchas causas de dolor, por lo que su médico de atención primaria o su médico de control del dolor deben analizarlas por completo. Sin embargo, hay algunos pacientes que tienen una compresión o lesión nerviosa subyacente debido a su traumatismo o procedimiento inicial. Esto ocurre cuando se daña uno de los muchos pequeños nervios periféricos que recorren nuestra piel, grasa y músculos." 

"Estos nervios varían en tamaño de 1 mm a 10 mm de tamaño. Los pacientes que sufren de dolor nervioso suelen tener un área muy definida donde se localiza el dolor y un punto donde el dolor es insoportable en el brazo o la pierna. Esta área de dolor máximo suele ser el sitio de compresión del nervio. Los pacientes con dolor nervioso muy focalizado en las extremidades pueden ser candidatos a cirugía para mejorar su dolor".

El especialista explicó que, "si podemos identificar el punto focal, es probable que haya un nervio lesionado. Entonces podemos intentar localizar el nervio y tratarlo para controlar mejor el dolor crónico de ese paciente. Los nuevos estudios de imágenes, como la neurografía por resonancia magnética, han sido extremadamente útiles para identificar las lesiones de los nervios periféricos como fuente del dolor del paciente." 

"En un estudio que realizamos en el Hospital Houston Methodist, se observan los nervios y se pueden detectar áreas de compresión o daño. La neurografía por resonancia magnética puede mostrar aspectos de los nervios periféricos que se han pasado por alto en las imágenes estándar. Esto nos ayuda a determinar si el paciente es un candidato quirúrgico".

Según el Dr. Echo, otros hallazgos que ayudan a determinar si alguien requiere cirugía en los nervios es "si han respondido a los bloqueos nerviosos. Un bloqueo nervioso es la inyección de un fármaco anestésico local, como la lidocaína, en el área del dolor o lesión nerviosa. Si eso trata el dolor temporalmente, respalda aún más que la cirugía podría ser una opción para tratar el dolor de manera más permanente".

Los pacientes que tienden a ser los mejores candidatos son los que se han sometido a una cirugía ortopédica o un traumatismo en las extremidades, ya que los pequeños nervios de las extremidades pueden dañarse por la fractura o la lesión del tendón. "Los pacientes que se han sometido a una cirugía (es decir, por una fractura) y continúan experimentando dolor deben esperar al menos de tres a seis meses para que la cirugía inicial sane. El motivo de este tiempo de espera es que la cirugía puede haber salido bien, pero el paciente aún se está recuperando, y eso lleva tiempo".
"Si el paciente sigue experimentando dolor localizado después de seis meses y el dolor responde a un bloqueo nervioso, esto indica que puede tener nervios atrapados en el tejido cicatricial, que se puede corregir con cirugía," de acuerdo con el Dr. Echo.

Con respecto a los avances médicos de última generación en dolor crónico en el Hospital Houston Methodist, el experto en cirugía microvascular aseguró que, "estamos haciendo muchas reconstrucciones nerviosas complejas para pacientes con dolor crónico al eliminar el tejido cicatricial alrededor de los nervios o re -enrutar los nervios hacia el tejido muscular para su desactivación".
El Dr. Echo enfatizó en que, "esto requiere mucha experiencia en cirugía de nervios periféricos para identificar dónde están los nervios, cómo dirigirlos a los músculos y volverlos inactivos. Además del dolor crónico, algunos pacientes experimentan debilidad muscular debido a la compresión nerviosa.

Entonces, no solo tienen dolor, sino que también tienen debilidad. Muchos de estos músculos y nervios se pueden descomprimir, no solo ayudando con la debilidad sino también con el dolor".
Para finalizar, el Dr. Anthony Echo recomendó que "si el dolor está localizado en una parte del cuerpo y el paciente puede identificar el área, entonces su médico puede sospechar que puede haber daño en los nervios. Para los pacientes que sufren de dolor crónico que permanece ´puntual´ después de un procedimiento, los siguientes pasos serán obtener un bloqueo nervioso y un estudio más especializado".

Short Link:


MÁS SOBRE Nacional